urbina

Juan Carlos Urbina volvió a hacerse sentir con su poder. Anoche frente a los Gigantes de Rivas, Urbina conectó su octavo cuadrangular en el sexto inning al “as” Jonathan Aristill con Vladimir Frías corriendo en la primera almohadilla. Posteriormente, después del empate de los sureños en el octavo episodio, la maquinaria capitalina reaccionó en el momento oportuno en el desenlace del juego con Janior Montes y Wilfredo Giménez, quienes con su incidencia lograron que la Tribu amaneciera en la segunda posición, a solo dos juegos y medio de los Tigres de Chinandega.

Por el Bóer ganó Elvin Ramírez en relevo (1-2). Inició el partido Róger Marín, quien realizó un fenomenal trabajo, al permitir una carrera limpia en 5.2 entradas. Juan Bermúdez cayó por tercera ocasión, finalizando Wilfredo Pinner. El encuentro empezó más tarde de lo habitual por problemas en el terreno producto de la lluvia. Luego la brisa obligó a que se detuviera por algunos momentos el duelo.

081116playSegundaphoto01

Ocho entradas de Fidencio Flores reivindicadoras. El abridor de la Tribu silenció a los rivenses al permitirles solamente una carrera y seis imparables. El Rivas anoche fue chiquito, para nada gigante, sucumbió ante el bateo colectivo de los Indios del Bóer 6-1. De esta manera los capitalinos suman su segunda victoria de manera consecutiva, además que con el triunfo de ayer permitió seguir a tres juegos de ventaja sobre el Oriental de Granada y a solo medio juego de Rivas.

El Bóer inició ganando con dobles de Everth Cabrera y Juan Carlos Urbina, luego Maykel Cáceres volvió a responder con el madero como ha sido una constante y sumó la Tribu su segunda anotación. Posteriormente, apareció Wilfredo Giménez y un wild pitch colocaron 4-1 el encuentro. Más adelante, en el sexto episodio el Bóer selló la victoria, el mejor bateador, Cáceres empujó dos más para que la Tribu camine por el sendero de la victoria. 

b8ddf2a6ba9611e6b90d0eb04a1bba78

Amanecer empatado con la misma cantidad de victorias no era algo que esperaran los líderes. Los Indios del Bóer sacudieron al Rivas en su casa consiguiendo una victoria 12-8 y arribaron a 15 triunfos, los mismos que los sureños, con la diferencia que el Bóer tiene un partido más jugado y por ese motivo está a medio partido de la cúspide. En el duelo de ayer la Tribu reaccionó de gran manera teniendo como punta de lanza los jonrones de Cheslor Cuthbert y Everth Cabrera ¿Qué más se le puede pedir a nuestros Big Leaguers? Han demostrado el músculo en cada encuentro y el resultado se ha visto en la mejoría en la tabla de posiciones con el apoyo de los extranjeros y los peloteros nacionales que han sido constantes.

Por el Bóer el estadounidense Alex Bosher logró su primer triunfo. En cinco inning y un tercio permitió tres carreras limpias, mientras que Jonathan Aristil cargó con la derrota. Además de Cuthbert y Cabrera, Maykel Cáseres sigue imparable al conectar tres hits, un doble y anotar dos carreras.

Este domingo fue el último partido de Cheslor Cuthbert con el Bóer en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). A pesar que la Tribu cayó 11-5 frente el Oriental, el encuentro fue un homenaje a nuestro pelotero Big Leaguer en agradecimiento por su humildad en compartir su talento con el pueblo nicaragüense y en especial a la afición capitalina. Cuthbert fue protagonista en varios desafíos, se asentó en la segunda almohadilla previo a la nueva temporada que le espera en el 2017 y durante 21 días usó la camisa de los Indios del Bóer, el equipo que admiraba desde pequeño.

Los números del costeño, dueño de un carisma natural fueron los siguientes: tuvo un promedio de .340 puntos de average, participó en 15 partidos, conectó tres cuadrangulares, impulsó 16 carreras, anotó en 11 oportunidades, ligó dos dobles, se ponchó en siete ocasiones y recibió 10 bases por bolas. Se va Cuthbert pero queda un equipo esforzándose al máximo por alcanzar la clasificación hacia la siguiente etapa.

¡Viva el bóer!

Foto:Tomada del Diario La Prensa

mateo

Jugar como visitante nunca es fácil, pero este domingo los Indios del Bóer golpearon como si estuvieran en casa a los Tigres de Chinandega al conseguir un triunfo 14-8, en un partido en el cual Vladimir Frías conectó su tercer vuela cerca, Daniel Mateo empezó a coleccionar jonrones, Jilton Calderón respondió con otro palo largo y Sandor Guido, quien sigue siendo un pilar importante por su experiencia y optimismo, no solo en actitud sino con el madero, tumbó la cerca en dos oportunidades. Por la Tribu Jean Granados consiguió su segunda victoria, mientras que José David Rugama cargó con la derrota.

 El Bóer inició impactando con cinco carreras en tan solo la primera entrada, tres empujadas tras el jonrón de Vladimir Frías y dos más con el de Daniel Mateo. Luego en el cuarto episodio Guido lo abrió con cuadrangular y siguieron dos anotaciones más. Posteriormente en el sexto inning el Bóer produjo tres más, siendo los batazos más importantes el doble abre tanda de Janior Montes y el doble elemental y empujador de dos carreras de Cheslor Cuthbert. 

En el séptimo episodio la Tribu continuó produciendo, esta vez fue por el jonrón de Jilton Calderón, sumó otra en el octavo y finalizó con el vuelacerca de Guido. Una guerra de batazos, un derbi de jonrones, llámelo como desee, pero lo importante es que el Bóer está en la senda del triunfo, el equipo está conectado, mostrando la chispa de ganadores.  

2015 Todos los derechos reservados Empresa Deportiva Boer S.A