Las hazañas están cubiertas de momentos épicos, estar contra la pared no es señal de estar muerto, y menos en el beisbol, que nadie sabe qué pasará cuando el pitcher lanza la píldora. Anoche en la reanudación de la serie final en el cuarto partido, los Dantos vencieron 3-2 a los Indios del Bóer y se colocaron delante 3-1, sin embargo, el drama estuvo hasta el final, cuando Janior Montes despidió a Samuel Estrada con un cuadrangular que encendió las tribunas, tan cerca y tan lejos, así se vivió ese desafío, en el cual, Róger Marín se entregó por completo y pesaron los corredores dejados en episodios claves, aptos para el descuento de carreras.

Jugando debajo de la lluvia la pelota se resbala más de lo normal, los corredores se desorientan por el pantano del terreno y los bates se resbalan, lentamente los lanzadores de los Dantos dominaban inning tras inning a la batería más temible del Pomares, sin embargo estaban dejando lo mejor para el final, tras un hit en ese último episodio de Juan Carlos Urbina, apareció el capitán Janior Montes, qué vuelacerca, 3-2, la olla estaba hirviendo, pero Henry Córdoba se encargó de apagar el fuego,  Winston Dávila fue ponchado tirándole, Jordan Pavón sin tirarle el umpire cantó el tercero y el jovencito Randall Zeledón siguió dominado por la misma vía.

Esta tarde a las 2:00 p.m. en el Estadio Nacional, saltarán al terreno Gustavo Martínez por los Dantos frente a Elvin García, el zurdo que ató a los militares en su última aparición sobre el montículo. 

¿Cómo se le llama a lo vivido ayer en el tercer partido de la serie final? Dramático, emocionante, vibrante, excepcional… no importa que adjetivo usted le coloque, hay una realidad inamovible, ganaron los Indios del Bóer 9-6 en un partido colmado de todo tipo de sensaciones como la frustración cuando se perdió una ventaja, felicidad al recobrarla, dolor al volverla a perder y éxtasis cuando Juan Carlos Urbina metió la pelota al otro lado de la barda, dejando claro de qué lado está el poder y si los Dantos pensaban que los Indios no reaccionarían se equivocaban, el Bóer vive y más que nunca, ahora con la capacidad de contragolpear al recargar baterías.

Después de una derrota dolorosa por la forma en la cual ocurrió el día sábado, los Indios del Bóer dicen presente. Luego de una labor magistral de Braulio Silva al solamente permitir una carrera que terminó siendo sucia en cinco entradas y un tercio, el Bóer respondió en el sexto episodio castigando fuertemente a Gustavo Martínez, quien tras ir arriba, golpeó a dos bateadores y junto a un error de él mismo, más hit empujador de Wiston Dávila y elevado de sacrificio de Jordan Pavón, el Bóer le dio vuelta a la pizarra 2-1.

Más tarde los Dantos giraron la pizarra 4-2, pero como si se tratara de un juego de trono, la Tribu no se dejó e hizo cuatro carreras en el cierre del séptimo y a pesar que Ofilio Castro y Juan Oviedo sacudieron a los relevistas Juan Serrano y Fulvio Delgado con cuadrangulares cada uno, el final debía ser para el héroe remolcador, tras bases por bolas a Kenni Alegría y a Edgard Montiel, llegó el pequeño Bambino nicaragüense, Juan Carlos Urbina, y mandó la señora de las costuras al otro lado del campo, el lanzadorJason Laguna quería desaparecer, no hubo viento y marea que cambiara el marcador fina 9-6, ahora se espera que el Bóer siga presionando hasta el hostigamiento y así salir airosos. 

score

boer prensa

Esta mañana se realizó una conferencia de prensa para dar a conocer todos los detalles de la serie Bóer vs. Dantos. Por el Bóer estaba presente Ajax Delgado y Gioconda Alvarado, por los Dantos el coronel Julio Rodríguez y el teniente Armando Castellón, además que se contó con la presencia del Comisionado Fernando Borge y el presidente dela Comisión del Beisbol, Carlos Reyes.

Durante la exposición ante los medios de comunicación se indicó lo siguiente:

  • La Policía Nacional desplegará 300 agentes para la seguridad de todos los fanáticos de la fiesta deportiva nacional, ahí se incluirán agentes de las fuerzas especiales. También se garantizará patrullaje y se distribuirán a las fuerzas de los Dantos para que recorran los barrios aledaños para una mayor seguridad de los presentes.
  • Las Taquillas abrirán seis horas antes de la hora estipulada de los juegos, y la entrada del Estadio Nacional se hará tres horas antes de la hora de inicio de los partidos.
  • En conjunto Bóer y Dantos acordaron que los precios de las entradas se mantendrán con precio justo para los fanáticos. El Mezzanini costará 120 córdobas, Home Plate 80 y Gradas Sol 30.  Habrán cuatro taquillas, dos en gradas sol, las cuales venderán solamente boletos para esa localidad y dos más en la parte central del Coloso, las cuales tendrán entradas de Home Plate y Mezzanini.
  • Defensa Civil hará una regulación y brindará indicaciones a los presentes para prevenir cualquier desastre. El acceso por cualquier emergencia estará abierto, por eso se prohibió conglomeraciones y utilización de los pasillos como asiento, y se mandó a que todos los portones estuvieran abiertos.
  • Se hizo la solicitud por parte de ambas directivas de la repetición instantánea a la Comisión, sin embargo la Comisión indicó que de acuerdo a una reunión con El Canal 13, no se tenían los elementos técnicos necesarios para su realización, sino se haría en competencias posteriores.
  • El Presidente de la Comisión informó que se continuarán todos los partidos en caso de una suspensión por lluvia. No importante que el juego hubiera pasado del quinto episodio, se seguiría el día siguiente donde quedó.
  • Queda prohibió la introducción de termos, armas blancas y de fuego al Estadio Nacional.

DIVULGACIÓN Y PRENSA

boer.jpg

En aquel marzo de 1987 los Dantos eran los favoritos y perdieron el primer encuentro ante los Indios del Bóer que tenía a Nemesio Porras entre sus jugadores estelares, pero al final ganaron en seis duelo. Anoche el Bóer cayó 7-2, siendo favoritos para vencer, así que no ha pasado nada, solamente se perdió un desafío, hay tiempo para que esta tarde 4:00 la Tribu se restaure de la mano del zurdo Elvin García y el momento inspiracional de Javier Robles, quien ayer castigó al ganador Jorge Bucardo con cuadrangular.

Dos errores pesaron desde el primer inning y propiciaron las dos anotaciones de los Dantos, primero Kenni Alegría sobre batazo de Darrel Walters y luego Jordan Pavón tras un elevado a los jardines de Juan Oviedo, en el tercero los Dantos sumaron otra en los pies de Walters, una más en el cuarto anotada por Willian Rayo y tres más en el quinto, vinculando la balanza a su favor.

El Bóer solamente pudo reaccionar con el jonrón de Robles por todo el jardín izquierdo y una anotación más de Jordan Pavón en el quinto, después de haber impactado la pelota hacia la barda y hacer su cohete en un triple. Hubo momentos con hombres en capacidad de sumar carreras, pero todo fue conato, se fracasó en el intento como en el séptimo episodio con la amenaza de dos corredores.

Todos los que conocen al Bóer saben que el equipo es más que eso, anoche fue una falsa pantalla de la realidad, hoy habrá restauración, la actitud se mantiene intacta y las ansias de ser campeones no se detienen. 

Dos estruendo sonaron anoche en el Estadio Nacional Denis Martínez, el primero fue cuando Jordan Pavón erupcionó en el segundo inning, y como si lanzara un trueno el estallido seco del choque de la pelota con el madero: “Clac”, y la señora de las costuras se mudó a las gradas, jonrón de dos carreras, y el segundo grito de júbilo fue cuando cayó el out 27. El público se encargó a todo pulmón de arropar a los Indios del Bóer, quien venció 7-1 a los Indígenas de Matagalpa en el último duelo y decisivo de la semifinal del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez.

El tablazo de Pavón le movió el piso a los matagalpinos, pero más adelante en el quinto episodio Kenni Alegría conectó un doble  barre bases que le dio respiración ilimitada a la tropa de Ronald Tiffer, colocando el marcador 4-0, mientras Elvin García colgaba cero tras cero, golpeando a los críticos y respondiéndole al mánager por su incursión en el equipo.

El Bóer ratificó la victoria anunciada en el séptimo episodio, cuando Javier Robles y Juan Carlos Urbina conectaron de imparables, los cuales produjeron tres carreras, más el relevo efectivo de Braulio Silva dejó a Matagalpa en una carrera. Ganó Elvin García que durante cinco entradas permitió solo cuatro hits, sin carreras y dos ponches. La Tribu ligó ocho imparables.

Ahora la final toca jugarla mañana a partir de las 6:00 p.m. contra los Dantos, y se revivirá una vieja rivalidad. La última vez que Dantos y Bóer se midieron las caras fue en 1987 en la final de aquel campeonato, donde los Dantos derrotaron 4-2 al Bóer en la final, sin embargo, la fe y el ímpetu de los muchachos tratarán de forzar el desquite casi 30 años después. 

2015 Todos los derechos reservados Empresa Deportiva Boer S.A