pppp

A un equipo Bóer inspirado pensando en la remontada hay que temerle. La Tribu logró empatar la serie y salir del sótano en la caldera de presión que es el Estadio Héroes y Mártires de León, ganando 3-1, con un gigantesco Róger Marín, demostrando esa fuerza interior que lo empuja a ser mejor. Después del primer partido de la serie donde salió explotado, regresó con el objetivo de reivindicarse y a Marín no le importó que enfrente estuviera al exBig Leaguer, tampoco Janior Montes y Edgard Montiel que a base de cuadrangulares giraron el marcador.

Pero fue un conjunto de integralidades lo que hizo que el Bóer empatara la serie. También se unió los buenos movimientos del mánager Ronald Tiffer y la gran respuesta en el relevo de Juan Pablo López, además en el campo corto, Sandy Moreno Jr reflejó gran destreza con el guante. Para este jueves se realizará el último encuentro de la serie que está 2-2 actualmente, con Fidencio Flores en la colina por León mientras que Tiffer reflexiona en quien deberá abrir el encuentro. 

 

Foto: tomada de El Nuevo Diario

2015 Todos los derechos reservados Empresa Deportiva Boer S.A