boer45.jpg

Todos los caminos conducen a las semifinales. El Bóer tiene las probabilidades a su favor para clasificar a las semifinales. Las rutas están de su lado: depende ellos mismos, ganando uno de los tres partidos restantes la Tribu se estaciona en la siguiente etapa, y en el peor de los casos, perdiendo los tres encuentros restantes y que el Oriental sea derrotado en uno de los tres duelos que quedan por jugar en la temporada, también le da el boleto de la clasificación al Bóer. Y si los capitalinos fallaran y el Granada respondiera, aún así hay otra oportunidad en un juego extra, es decir, tener a los mimados de la capital en la ronda venidera es cuestión de tiempo.

 Como escribió hoy en el Nuevo Diario, Edgar Tijerino considerado el mejor cronista deportivo que ha producido Nicaragua: “¿Un milagro? No es descartable pero pies en tierra, se considera poco probable. Cerrar ganando tres juegos mientras el Bóer pierde otros tres para forzar una batalla extra, no ilusiona al mánager del Oriental Omar Cisneros. Se lo impide el realismo, aunque este es un béisbol muy próximo a lo imprevisto en el que hemos visto fabricar victorias desde la nada. La derrota de anoche por 9-3 frente a los Indios  fue dolorosa y casi destructiva. La posibilidad se agrietó desde muy temprano y el Bóer, obviando vacilaciones de última hora, supo manejar esa ventaja, defendida por el pitcheo de seis ceros consecutivos de Fidencio Flores. Granada durmió con sus esperanzas rotas.

Y es que la Tribu respondió cuando más se le necesitaba anoche frente al Oriental. Lograron conseguir una victoria 9-3, teniendo como hombre elemental en el pitcheo al leonés Fidencio Flores (3-2). Con este triunfo el Bóer se coloca a dos juegos de los Gigantes, en otras palabras, todavía se puede escalar al peldaño del segundo lugar.

2015 Todos los derechos reservados Empresa Deportiva Boer S.A